Montañas de Riaño: grupo de acción local Montañas de Riaño: grupo de acción local
04.Noticias e informacion

MUSEO FERROVIARIO DE CISTIERNA

04/02/2011


Museo del ferrocarril en Cistierna

 

El 11 de agosto de 1894 cambió la historia de Cistierna. Ese día, fecha en que quedó oficialmente inaugurada la línea férrea que unía La Robla con Valmaseda, aquélla se convirtió en ciudad ferroviaria. Adquiría con ello un valor añadido específico con respecto a un entorno que se había ordenado en torno al complejo minero e industrial de Sabero. Ubicada en el punto kilométrico 54,27 del nuevo ferrocarril, la estación de Cistierna, localidad que contaba con apenas 500 habitantes en aquellas fechas, se convertiría en el espacio a través del cual una comarca comenzaría una nueva relación con el mundo.


Su importancia

La importancia que esta condición ferroviaria reportó a Cistierna puede concretarse en una triple dimensión:

  • Una nueva relación con el territorio circundante, que alcanza notoriedad tanto por la presencia de la ferrería de San Blas en Sabero como por la explotación de sus recursos carboníferos, a los que la infraestructura ferroviaria de Cistierna dará salida hacia los centros industriales del norte de la Península durante buena parte del siglo XX.
  • Su relación con la propia línea férrea La Robla-Valmaseda (León-Bilbao), convirtiéndose en una de las estaciones-cabecera de la misma, especialmente en los aspectos más vinculados con el mantenimiento del material móvil.
  • Nuevos parámetros en términos sociales, económicos y dotacionales aportados a la localidad y su entorno por la ubicación de una estación ferroviaria de las características de Cistierna, con talleres, básculas, oficinas de gestión genérica de la línea, etc…

Tras años de decadencia y crisis, la plena recuperación de la funcionalidad de la línea férrea en la última década no sólo no ha dificultado, sino que ha propiciado el que se activen proyectos que, con un ánimo integrador, abran nuevas vías de desarrollo a un vasto territorio necesitado de nuevos planteamientos estratégicos tras el lento proceso de abandono de sus actividades económicas históricas.

La apertura del Museo de la Siderurgia y la Minería de Castilla y León en Sabero, el Centro de Interpretación sobre el propio ferrocarril de La Robla en la localidad cántabra de Mataporquera y el Museo del Ferroviario en Cistierna son tres iniciativas que apuntan en la dirección señalada de reactivación de un amplio marco territorial asociada a los activos históricos.


El Museo del Ferroviario se ubica en el antiguo economato del Ferrocarril de La Robla-Bilbao. El edificio alberga en una primera sala un ámplio conjunto de objetos que acompañaban la vida de los trabajadores del ferrocarril, desde el montaje de las vías del tren a la Oficina del Jefe de Estación. En otra sala, de audiovisuales, se presenta una muestra de fotografías que ya son historia del ferrocarril y una proyección que resume los más de 100 años de vida del Ferrocarril Hullero.

El Museo del Ferroviario se completará con el taller de reparación de locomotoras, en proceso de documentación, restauración y musealización.


IMPORTANTE:
Para visitar el Museo o concertar visitas guiadas a grupos es necesario llamar para reservar a los teléfonos: 987 700 002 o 638 025 850

 

http://www.cistierna.es/turismo/museo-del-ferroviario/