Fiordos Leoneses

En un territorio tan montañoso como el nuestro, los "Fiordos Leoneses" no tienen su origen en valles glaciares, profundos e invadidos por el agua del mar, sino que son el resultado de una invasión de agua dulce, consecuencia de la construcción del embalse de Riaño. Al igual que los "Fiordos Noruegos", se han formado por la inundación de agua en valles de infinitas paredes verticales.

La mano del hombre ha construido un espacio donde el tiempo tiene su propio ritmo, donde la belleza de la montaña leonesa se refleja en sus aguas limpias y cristalinas, dando lugar a un crisol de imágenes que nos hipnotizan y que intentamos capturar con nuestros dispositivos móviles, con la mera intención de conservar para siempre el momento mágico que estamos viviendo.